Buscar
  • Abraham Esli

Los errores valen más que las ideas.

Actualizado: jun 2

El mundo está lleno de gente con grandes ideas y con buenas intenciones, pero la realidad está construida por gente que comete "errores" de manera constante y que eventualmente logran en un éxito fugaz. Es el tipo de gente que sabe que el valor de una idea existe en el momento en que se convierte en un error o en un acierto, la idea por sí misma solamente es un buen deseo.


Tener la idea de hacer una serie de retratos en la India tiene muy poco valor, en cambio hacer una serie de retratos un fin de semana con tu familia quizás no suene espectacular, pero posiblemente te llevará a cometer varios errores de iluminación y composición. Y te dará algo que jamás te dará una idea, aprendizaje.







Fracasar como un proceso para el éxito, hoy se vende como título de autoayuda, pero dentro de este lugar común, hay excepciones que valen la pena tatuarnos en la memoria, como el escritor que seis años antes de su muerte y 14 después de haber ganado el premio Nobel de Literatura. Samuel Beckett escribió: “Ever tried. Ever failed. No matter. Try again. Fail again. Fail better”.


Beckett quizás con una actitud pesimista escribió de manera involuntaria un concepto genial para seguir adelante aún cuando el éxito nunca llegue, un mantra para la creación. Fracasa una vez más, fracasa diferente.


El tema es que a todos nos gusta ver el final de la película, glorificamos al atleta cruzando la meta, pero es en el proceso donde se encuentra el oficio, la pólvora seca de los fuegos artificiales. Y es que justo en el proceso, es donde conocemos quién merece estar en los resultados.




21 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo